Menú Principal

La Ley 57-2014, según enmendada, conocida como “Ley de Transformación y ALIVIO Energético de Puerto Rico” le otorga a los consumidores, entre otros, los siguientes derechos, a saber:

  • Un costo energético basado en el costo real de los servicios prestados, que sea asequible, justo, razonable y no discriminatorio para todos los consumidores;
  • Un servicio eléctrico confiable, estable y de excelencia;
  • Una seguridad de disponibilidad de abastos energéticos;
  • Una seguridad de que el establecimiento de la política energética sea un proceso continuo de planificación, consulta, ejecución, evaluación y mejoramiento en todos los asuntos energéticos;
  • Una garantía de seguridad y confiabilidad de la infraestructura eléctrica al integrar energía limpia y eficiente, y mediante la utilización de herramientas tecnológicas modernas que propulsen una operación económica y eficiente;
  • El mantenimiento en óptimas condiciones de la infraestructura eléctrica para asegurar la confiabilidad y la seguridad del servicio eléctrico.