Eficiencia Energética

EFICIENCIA ENERGÉTICA

Eficiencia energética es la disminución en el uso de energía atribuibles al reemplazo de enseres y equipos, modernización de tecnología o a una mejor operación de materiales y equipos existentes.

Ejemplo: Utilizar iluminación fluorescente o LED en vez de luces incandescentes para el mismo propósito y durante el mismo tiempo.

ILUMINACIÓN

El uso de bombillas eficientes tales como fluorescentes o LED en el hogar, es una de las formas más sencillas y rápidas de ahorrar electricidad, ya que éstas consumen menos energía para producir los niveles de iluminación adecuados para cada habitación. Además, estas bombillas eficientes generan menos calor, lo que disminuirá el uso de otros electrodomésticos en la habitación tales como abanicos y/o aires acondicionados, provocando así un ahorro en el consumo de electricidad. Se recomienda que comience a instalar las bombillas eficientes en aquellas habitaciones de mayor uso por los miembros del hogar, como la cocina, el “family” y/o la sala.

A manera de ejemplo, una bombilla tipo LED de nueve (9) vatios identificada con el logo de Energy Star, utilizada por un periodo de ocho (8) horas diarias consume alrededor de 2.16 kilovatio-hora (kWh) de electricidad al mes, lo que representa un costo aproximado mensual de 47.5 centavos (basado en kilovatio-hora). Es recomendable que, a la hora de adquirir bombillas seleccione aquellas disponibles con el logo Energy Star. Una bombilla fluorescente de 13 vatios o una bombilla LED de 9 vatios producen una iluminación de aproximadamente 900 lúmenes cada una, la misma cantidad de lúmenes que produciría una bombilla incandescente de 60 vatios.

Tipo de Bombilla Vatio Iluminación en Lumens Horas de uso diarias Consumo de electricidad al mes Gasto Mensual
Fluorescente 13 900 8 Horas 3.12 kWh 68.6 centavos
LED 9 900 8 Horas 2.16 kWh 47.5 centavos
Incandescente 60 900 8 Horas 14.4 kWh $3.168

ETIQUETAS ENERGYSTAR

Energy Star es un programa de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA por sus siglas en inglés) creado en 1992 para promover los productos eléctricos con consumo eficiente de electricidad a los fines de mejorar la calidad del aire y proteger el medioambiente.

El logo de Energy Star representa que el equipo ha sido certificado y que excede los estándares federales mínimos de eficiencia y calidad. A la hora de adquirir electrodomésticos para su hogar es recomendable que adquiera aquellos que presenten este logo en su etiqueta. Visite energystar.com para consultar la lista completa de equipos certificados.

INFORMACIÓN RELEVANTE QUE DEBEMOS IDENTIFICAR EN LA ETIQUETA DE LA BOMBILLA QUE SELECCIONEMOS

  1. Brillo o (brightness) dado en lumens o lúmenes, es la unidad que indica cuanto brilla la bombilla en todas las direcciones.
  2. El costo estimado de energía anual es el promedio del costo anual por el uso que se le dé a la bombilla. En la etiqueta antes ilustrada, el promedio fue computado basado en un uso diario de tres horas al costo promedio de la electricidad en Estados Unidos de 11 centavos el kilovatio-hora.
  3. Vida útil (life span) es la duración promedio de la bombilla. En la etiqueta antes ilustrada la vida útil de dicha bombilla es de aproximadamente 22 años a razón de un uso diario de 3 horas. Es importante mencionar que la duración de la bombilla puede acortarse si el servicio eléctrico o la instalación eléctrica no es de la mejor calidad.
  4. Apariencia de la luz (light appearance) es el color de la bombilla. Mientras más “cálida” la luz de la bombilla será de tonalidad más amarilla. Por el contrario, mientras más “fría” la bombilla, más blanca será su apariencia en tonalidad.
  5. La energía utilizada por la bombilla se describe en vatios o watts. Lo recomendable es adquirir bombillas que tengan la cantidad de lúmenes deseada con el menor consumo posible en vatios.

NEVERAS Y CONGELADORES

Los equipos de refrigeración tradicionalmente son considerados equipos con un alto consumo de energía. No obstante, a través del tiempo tanto las neveras como los congeladores han sufrido avances tecnológicos significativos que han permitido aumentar considerablemente su eficiencia. De ser posible, recomendamos que aquellos equipos con más de diez años sean remplazados por equipos nuevos de alta eficiencia. Al momento de adquirir neveras y/o congeladores debe tomar en consideración la etiqueta amarilla “ENERYGUIDE” del Programa “Energy Star”. Esta etiqueta debe ser colocada por el fabricante del equipo con el propósito de proveer información sobre el consumo de energía promedio y la cantidad de energía utilizada por la nevera y/o congelador en comparación con modelos similares.

La información más importante que debe identificar en la etiqueta ENERGYGUIDE es aquella relacionada al consumo estimado anual. Cabe señalar que, la información contenida es una aproximación y que existen factores que pueden afectar el consumo de energía del equipo. Uno de estos factores puede ser el diseño del equipo. A manera de ejemplo, un congelador horizontal es más eficiente que un congelador vertical, ya que, al abrir la puerta, el aire frío que es más pesado que el aire caliente, se mantiene dentro de la caja. En el caso de los equipos verticales, al abrir la puerta el aire frío se sale.

Otras recomendaciones:

  1. Instale el equipo alejado de la estufa, lavaplatos, ventanas o cualquier otra fuente de calor.
  2. El equipo debe ser instalado despegado de la pared y debe evitar empotrarla.
  3. Asegúrese de que las puertas cierren herméticamente y procure abrirlas lo menos posible.
  4. Mantenga la nevera y/o congelador lleno de alimentos y/o agua embotellada.
  5. Mantenga el termostato de la nevera entre 35 a 38 grados Fahrenheit y en cero grados el del congelador.
  6. Aquellos alimentos recién cocinados deben guardarse en la nevera una vez hayan alcanzado la temperatura ambiente, así el equipo no se esforzará para enfriarlos.
  7. Mantenga los alimentos tapados para evitar la humedad dentro de ellos.
  8. No apague el interruptor o “breaker” de la nevera durante horas de la noche, esto provocará que cuando la encienda nuevamente el equipo se esfuerce más en un intento por recuperar su temperatura normal.

ACONDICIONADORES DE AIRE

Los acondicionadores de aire de consola o “mini split” son más eficientes que los acondicionadores de aire de ventana. Esto se debe a que en el primero, el condensador está separado del evaporador. En los aires acondicionados de ventana, ambos componentes se encuentran ubicados en una sola unidad. De otra parte, el acondicionador de aire de consola es equipado con la tecnología “inverter”, convirtiéndolo en un equipo mucho más eficiente.

Para maximizar la eficiencia de los acondicionadores de aire, la habitación en donde se encuentre instalado debe estar libre de salideros de aire o mejor aún, se deben cubrir las paredes y el techo con material aislante. De esto no ser posible, utilice el equipo durante el menor tiempo posible. A manera de ejemplo, es preferible que encienda el acondicionador de aire del dormitorio lo más próximo posible a la hora de dormir e instale algún “timer” que lo apague antes de levantarse.

Considere que la operación del acondicionador de aire dependerá de los siguientes factores:

  1. Dimensiones o tamaño del espacio interior de la habitación.
  2. Fuentes de calor externas en las paredes o techos, usualmente por el impacto del sol.
  3. Fuentes de calor internas, tales como estufas, computadoras, iluminación, entre otros.
  4. Nivel de aislamiento en las paredes y techo o capacidad de almacenamiento térmico.
  5. Condiciones que atenúen la luz del sol en paredes o techos tales como, aleros, vegetación existente en las paredes de la estructura y/o placas solares instaladas en el techo.
  6. Temperatura exterior y nivel de humedad interior.
  7. Cantidad de personas que ocupan la habitación y/o espacio.
  8. Actividad realizada por los ocupantes de la habitación y/o espacio.

Al momento de adquirir un acondicionador de aire debe tomar en consideración la etiqueta amarilla “ENERYGUIDE” del Programa “Energy Star” de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA por sus siglas en inglés). Esta contendrá información que le ayudará a realizar una mejor selección.

La eficiencia operacional de los acondicionadores de aire depende de la capacidad del equipo de enfriar determinado espacio y el consumo energético requerido para así hacerlo. Para medir la eficiencia del equipo se utilizan dos métricas, el “Seasonal Energy Efficiency Ratio” (SEER) y el “Energy Efficiency Ratio” (EER). El SEER se refiere a la relación de eficiencia energética estacional y equivale a la salida de producción de refrigeración de un equipo dividido por su consumo total de energía durante la temporada de enfriamiento (es decir, la parte cálida del año para territorios templados típicos en el punto medio de Estados Unidos). Mientras, el EER se refiere a la relación de eficiencia energética y mide la eficiencia instantánea durante toda una temporada. Las unidades de ventana utilizan la métrica EER, mientras que los sistemas de consola utilizan ambos, o sea el EER y el SEER. Mientras más altas ambas métricas, más eficiente el equipo.

Recomendamos que, a la hora de adquirir un acondicionador de aire tome en consideración los siguientes factores:

  1. Seleccione una unidad reciente con tecnología “inverter” o control de frecuencia variable, con la métrica SEER del valor más alto que su presupuesto le permita.
  2. Trate el techo con colores claros o refractivos.
  3. Siembre arbustos cerca de la pared sur y oeste de la estructura.
  4. Utilice cortinas que impidan la entrada directa de la luz solar a la habitación.
  5. De ser posible, utilice material aislante en paredes y techos con paneles acústicos.
  6. Limpie regularmente los filtros del equipo.
  7. Realice el mantenimiento a su unidad según las especificaciones del fabricante.
  8. Tome en consideración el clima y el pronóstico del tiempo. En ocasiones pueda abrir las ventanas de la habitación combinado con abanicos y no es necesario el uso del acondicionador de aire .

CALENTADORES SOLARES

La manera más eficiente y recomendable de calentar el agua en su hogar es por medio del uso de calentadores solares tipo termosifón. El calentador tipo termosifón utiliza la luz solar para calentar el agua y almacenarla en un tanque. Si el techo de su casa es de madera, metal o zinc, también puede utilizar calentador solar, pero este debe ser de flujo forzado. Este tipo de calentador solar permite que el tanque de agua que es pesado, pueda instalarse en el nivel más bajo de la casa y no en el techo. Obtendrá resultados similares al calentador tipo termosifón.

Si no puede utilizar un calentador solar, le recomendamos que opte por uno de línea de gas, que resulta más eficiente que el calentador eléctrico. No obstante, si reside en un apartamento existe una alta probabilidad de que el calentador solar y/o el calentador de gas no sean una opción. Si su única opción es el uso del calentador eléctrico, ya sea de tanque o de línea, recomendamos que lo encienda al momento de tomar el baño y sólo durante el periodo necesario para calentar el agua a la temperatura deseada. Debe tomar en consideración que estos calentadores consumen una gran cantidad de energía. Un calentador eléctrico de línea encendido por un periodo de quince minutos o un calentador eléctrico de tanque encendido por una hora, pueden llegar a consumir más energía durante su uso que la nevera en su hogar durante un día completo.